El museo en el que cabía todo

El museo en el que cabía todo
Tanto el mejor museo como el más humilde deben contar una historia que dé sentido a lo que vemos, pero también a las personas, sociedades y culturas que hay detrás.

Hace unos meses, la casualidad me llevó hasta un pequeño museo dedicado a un personaje público y, allí, por suerte coincidí con alguien que había tratado al protagonista en torno al cual giraba la exposición.

Excepto un par de objetos, en general la visita no me dijo nada. O, mejor dicho, no me dijo nada bueno:

  1. El museo y el entorno en que se situaba no pegaban. Parecía que, una vez construido en el edificio, habían buscado con qué rellenarlo.
  2. Había tal cantidad de objetos expuestos (de ahí el título de esta entrada) que acabé medio mareada. Demasiado material y pocos elementos explicativos me hicieron sentir infoxicada y desinformada a la vez.

¿Qué salvó mi visita?

Sin duda, la presencia una persona que pudo aportar contexto e interpretar lo que yo estaba viendo. Sin saberlo, ella convirtió al protagonista de la muestra en protagonista de una historia, y fue ese relato el que me permitió entender lo que observaba.

Seguir leyendo “El museo en el que cabía todo”

¿Cuántos patos hay en el Museo del Prado?

prado nueva web
La nueva web (en la imagen, captura de pantalla) se centra en la experiencia del visitante y todo el contenido gira en torno a la colección. Esta herramienta puede ayudarnos a planificar nuestra visita, a ampliar conocimientos tras ella o, en caso de no poder ir, conocer las obras sin movernos de casa.

El saber, por ejemplo, cuántos patos hay en las colecciones del Museo del Prado no es tarea imposible. Esta fue una de las opciones mostradas en la presentación de la nueva web de la institución y que, a mi juicio, ilustra la filosofía del proyecto: usar la tecnología para ampliar las posibilidades de acceder al arte.

Más de dos millones de personas acuden cada año a este museo: individuos con grandes conocimientos en historia del arte, pero también estudiantes y turistas que, en su visita a Madrid, no dudan en acercarse hasta este importante centro. La web, presentada bajo el lema “Una nueva experiencia del Prado“, se perfila como una importante herramienta para mejorar la accesibilidad, tanto física como intelectual, de todos ellos.

Captura de pantalla de la Web del Museo del Prado. Búsquedas.
A modo de ejemplo del funcionamiento del sistema de búsqueda de la nueva web, en la presentación se mostró la forma de responder a la pregunta de cuántos patos hay. También comprobamos que podemos obtener una respuesta para el “cuántos”, pero también para el “de quién”, el “cuándo” y otras cuestiones. Si nos fijamos en la captura de pantalla, vemos que Haes es el autor del que se tienen más obras con este animal (10) y la época de la cual hay más trabajos con este motivo es el siglo XIX (11). ¡Estos días tocará bucear por la web para seguir experimentando!

Durante la presentación, que seguí vía streaming, se dieron algunas claves que me parecieron muy interesantes y  resumo en los siguientes puntos:

  • La búsqueda permite adaptar los resultados a los conocimientos e intuición del usuario. Tal y como mostraron en la presentación, podemos escribir la palabra pato y ver en cuántas obras del museo está presente este animal, en cuántas de ellas aparece en el título, de qué épocas y escuelas son los autores… Y mucho más: contenidos especializados (fichas técnicas, bibliografías), divulgativos (entradas enciclopédicas, conferencias)…
  • La nueva web también ofrece la posibilidad de personalización, a través de un canal donde podemos guardar los itinerarios que nosotros mismos diseñemos.

Dejo para el final lo que, desde mi punto de vista, es el pilar principal sobre el que se sustenta esta nueva idea: se trata de un trabajo realizado con el objetivo de poner los avances tecnológicos al servicio de las obras de arte y pensando la web como lo haría el usuario de la misma, generando así la “nueva experiencia”.

Interpretación del patrimonio ¿Qué clase de magia es esta?

interpretación del patrimonio
La AIP define la interpretación del patrimonio como “el arte de revelar in situ el significado del legado natural y cultural al público que visita esos lugares en su tiempo libre”.

Estoy en el Museo del Prado, me detengo ante el autorretrato de Durero y coincido con un itinerario guiado para escolares. Rápidamente pongo la oreja para escuchar qué le cuenta el guía a los chavales: les pregunta sobre la apariencia del pintor alemán, inmortalizado de forma muy apuesta y con ropas muy elegantes.

Sigo atendiendo y compruebo que el guía sigue reforzando esa idea hasta que, para mi sorpresa, pregunta a los visitantes si no les parece una pose de “estrella de rock”.

¿Durero una rockstar? ¡Menuda revelación! Vuelvo a mirar el cuadro y, entonces, lo veo claramente: ya no tengo ante mí un lienzo, ¡estoy viendo una portada de una Rolling Stone renacentista!

Solo es una pequeña anécdota, pero creo que ilustra cómo la interpretación del patrimonio (IP) permite construir mensajes atractivos, memorables y que hacen a la gente conectar con el recurso. Cuando hice la visita no conocía la IP, pero ahora sé que, de no ser por sus técnicas, hoy ya habría olvidado el porqué de la apariencia del pintor: el maestro alemán se retrató así con la intención de dignificar el trabajo de los artistas.

El discurso del guía no solo atrajo mi atención, sino que me hizo sentir curiosidad y simpatía por el pintor. Tras la visita, llegué a la tienda del museo y, para mi sorpresa, descubrí un muñequito de Playmobil que resultó ser Durero autorretratándose…

¡Cómo resistirme! Ahora tengo la figurita en casa, adornando en un estante.

figura Lego Durero
Tras la visita, el descubrimiento la figurita de Durero entre todos los artículos de la tienda hizo salir mi lado más friki, lo reconozco.

¿Qué clase de magia es esta? No sé si es magia, pero, desde mi punto de vista, la IP es una muy buena herramienta para el turismo. Pensemos un momento en mi comportamiento: disfruté una experiencia y además, hice gasto.

 

Si quieres saber más…

-¿También te pica la curiosidad sobre el cuadro? Aquí tienes un vídeo explicativo del Museo del Prado donde se dan interesantes claves.

-Sobre la interpretación del patrimonio. Web de la AIP (Asociación para la Interpretación del Patrimonio).

 

¿Hacer una visita o vivirla?

visita exposición Colección Abanca en Vigo
Imagen de la exposición durante mi visita.

Podría haber titulado este artículo Visita a la muestra Tradición, Cambio e Innovación, pero no me gusta lo obvio. Quiero hacerte pensar un poquito. ¿No crees que el objetivo de visitar exposiciones ya no es el de contemplar el arte de una forma pasiva y a cierta distancia? Ahora queremos sentir, involucrarnos e ir más allá de realizar una actividad. Buscamos vivir una experiencia.

Por eso, no voy a dedicar estas líneas a hablar de los fondos de la Colección Abanca que se exhiben actualmente en la muestra expuesta en Vigo, sino que voy a describir lo que viví en mi visita, y que sintetizaré en dos conceptos: innovación e integración.

Innovación porque, teniendo en cuenta que soy prácticamente del Jurásico en el uso de nuevas tecnologías, por primera vez en mi vida  empleé una app para teléfono móvil creada para la exposición. Y no solo me sirvió para ampliar datos sobre obras y artistas, sino que pude reunir mi propia colección, guardando en un apartado específico las obras que más que iban llamando la atención.

captura pantalla app
Capturas de pantalla de la app de la colección de arte.

Aunque, sin duda, lo que más me marcó fue el poder caminar al lado de las Recolectoras y sorprenderme ante el espejo de la escultura de Juan Muñoz, pues ambas experiencias me hicieron sentir parte de las obras. De hecho, el hacerme sentir integrada fue lo que logró generar en mí la reflexión que estas piezas con contenido social quieren provocar.

obra Juan Muñoz
Laughing chinese man with mirror (Juan Muñoz) quiere concienciarnos sobre la alienación y la falta de personalidad de la humanidad.
Recolectoras Francisco Leiro
Las Recolectoras (Francisco Leiro), una reflexión sobre la catástrofe del Prestige.

Si durante una visita -sea en tu propia ciudad o durante un viaje- no hay ningún momento en el que se te eriza el vello del brazo, creo que hay algo que falla. Y, si algo falla, cargarás en tu mochila un pesado fardo de datos en vez de llevarte una colección de grandes historias (como las que viví yo).

Si quieres saber más sobre la exposición que visité, y que recomiendo a todo el mundo que vaya a estar por Vigo, puedes consultar:

Información sobre la muestra.

-¿Y qué dicen los medios sobre ella?

ABC.

Atlántico Diario.

Faro de Vigo.

La Voz de Galicia.