Decálogo para una visita de 10 en turismo industrial

Turismo marinero. Nasas en O Barqueiro (A Coruña - Galicia)
A través del turismo marinero, en Galicia podemos dar conocer desde tradiciones milenarias hasta una industria que es puntera en el mundo.

Por qué hacer itinerarios turísticos en tu empresa y cómo crear la experiencia perfecta para el visitante

Las empresas que ofrecen visitas guiadas a sus instalaciones pueden lograr grandes beneficios si saben aprovecharlas. Puede que creas que la cuestión está en cobrar o no cobrar entrada o en si se captan más o menos clientes, pero la verdad es que hay otras formas de sacar provecho: Con este tipo de acciones favorecemos la imagen de la marca y su posicionamiento.

Seguir leyendo “Decálogo para una visita de 10 en turismo industrial”

El poder del detalle

 

XL: el poder del detalle en el turismo
Como en estas imágenes, todo empezó por no tener cruasán para el desayuno.

La historia:

Madrid, 22 de julio de 2014, 11.00 horas (aprox.).

-Buenos días. Quería un café cortado y un cruasán para desayunar, si puede ser.

-Buenos días. Vaya, se nos han acabado pero, si no le importa esperar un momentito en la mesa, vamos a la pastelería de enfrente y le traemos uno.

-Muchas gracias, pero no se molesten, puedo tomar otra cosa.

-No se preocupe, no es ninguna molestia. Si quiere, puede ir sentándose y en cuanto esté todo se lo llevamos a la mesa.

Entonces, el hombre que me atendió envía a un camarero a buscar el dulce y, mientras tanto, yo empiezo a echarle un ojo al periódico. En dos minutos aparto hacia un lado el diario de tirada nacional que estoy leyendo, pues el desayuno que había pedido ya estaba ante mí.

Seguir leyendo “El poder del detalle”

Pequeños placeres en temporada baja

Cabo de Peñas Asturias
Un buen día de invierno en Cabo de Peñas (Asturias) puede regalarnos vistas como estas.

Viajar en temporada baja siempre me ha atraído. Es cierto que a veces no encontramos abierto todo lo que nos gustaría visitar pero, en muchas otras ocasiones, el hecho de contar con menos gente a nuestro alrededor nos permite disfrutar mucho más algunas experiencias.

En temporada baja he podido realizar visitas en grupos pequeños, otras totalmente individualizadas y hasta he tenido la suerte de que me enseñasen instalaciones cerradas tan solo por haber mostrado interés en conocerlas. También he podido fotografiar lugares de vistas increíbles sin ser un estorbo para nadie ni que nadie me molestase a mí.

Puede que a muchos les dé pereza viajar en invierno o piensen que los días son demasiado cortos en esta época. Sin embargo, a mí me encanta hacer alguna escapadilla. Desde luego soy realista y, por tanto, consciente de que el mal tiempo me puede chafar algún plan (también me ha ocurrido, por supuesto). Y tampoco pienso en ver mil cosas, mejor pocas y bien.

mercado de Avilés (Asturias)
Un paseo por el mercado que, cada lunes, se celebra en Avilés (Asturias). Si llueve, podemos cobijarnos en los soportales.

Una de las cosas que me resulta de especial utilidad a la hora de planificar una escapada es encontrar, previamente, información práctica sobre lo que quiero visitar que esté actualizada e incluya la temporada baja y no solo los horarios de verano: saber si permanece abierto en invierno, a qué horas hay visitas… Puede parecer obvio, pero creo que a veces no reparamos en la importancia que tienen estos detalles.

Disponer de estos datos facilita mucho las cosas, no vaya a ser que nos encontremos con un museo cerrado porque ha reducido su horario, que aparezcamos cinco minutos después de que haya terminado la visita guiada o que, cuando salgamos, ya no haya autobuses.

taramundibruj
Taramundi (Asturias) ofrece una buena cantidad de actividades para los amantes de la naturaleza y el patrimonio etnográfico.

¿Recordamos siempre que la información actualizada sobre un destino es una herramienta más a la hora de desestacionalizar el turismo?

 

 

 

 

¡Vamos de viaje!

Internet, folletos turísticos, guías, planos... para planificar mis viajes
Me ayudo de internet para planificar mis viajes, pero también me gusta el papel, lo reconozco.

¡Qué curiosa es la vida! El año en el que estudio un máster en Turismo es el que menos estoy viajando. Puede que esa sea la razón de que esté preparando mi próxima escapada con tantas ganas…

Inmersa como estoy en los preparativos (elección del destino, búsqueda de información, reservas…), me he parado a pensar un poco en la fase de planificación del viaje. Quiero reflexionar sobre si las expectativas generadas durante este proceso se corresponden con lo que finalmente nos encontramos.

Cuando planeamos un viaje nos informamos (consultamos opiniones a allegados, por internet, revisamos material turístico promocional, visitamos sitios web oficiales y no oficiales…) y, a partir de esa información, generamos nuestras expectativas sobre el lugar que visitaremos, el alojamiento reservado, las actividades que hemos contratado…

Llegados a este punto, me pregunto: ¿son todas estas piezas del puzle turístico conscientes de la imagen que proyectan? Tan malo puede ser quedarse corto generando expectativas (por la pérdida de oportunidades de captación de clientes) como pasarse y tener visitantes insatisfechos con algún servicio que no estuvo a la altura de lo que esperaba.

Es difícil llegar a ese “punto de caramelo” en el que logramos que un viajero bien informado vea superadas sus previsiones. Pero, sin duda, el éxito no solo se consigue con unas buenas instalaciones e infraestructuras, estoy convencida de que el capital humano es un importante elemento para generar valor añadido.

botas
Mis fieles compañeras de viaje. Siempre las llevo porque son cómodas, me protegen del frío y del agua… Calzado cómodo para perderme por el monte o para callejear todo el día.

Hasta aquí mis reflexiones de hoy… Voy a continuar con mis preparativos, no sin antes dejarte unas preguntas: ¿Has llegado de algún viaje defraudado/a?, ¿has ido a algún lugar con cierto escepticismo pero has vuelto a casa enamorado/a de él?

Espero tus comentarios a la vuelta de las vacaciones…

¡Que pases unas felices fiestas!

¿Hacer una visita o vivirla?

visita exposición Colección Abanca en Vigo
Imagen de la exposición durante mi visita.

Podría haber titulado este artículo Visita a la muestra Tradición, Cambio e Innovación, pero no me gusta lo obvio. Quiero hacerte pensar un poquito. ¿No crees que el objetivo de visitar exposiciones ya no es el de contemplar el arte de una forma pasiva y a cierta distancia? Ahora queremos sentir, involucrarnos e ir más allá de realizar una actividad. Buscamos vivir una experiencia.

Por eso, no voy a dedicar estas líneas a hablar de los fondos de la Colección Abanca que se exhiben actualmente en la muestra expuesta en Vigo, sino que voy a describir lo que viví en mi visita, y que sintetizaré en dos conceptos: innovación e integración.

Innovación porque, teniendo en cuenta que soy prácticamente del Jurásico en el uso de nuevas tecnologías, por primera vez en mi vida  empleé una app para teléfono móvil creada para la exposición. Y no solo me sirvió para ampliar datos sobre obras y artistas, sino que pude reunir mi propia colección, guardando en un apartado específico las obras que más que iban llamando la atención.

captura pantalla app
Capturas de pantalla de la app de la colección de arte.

Aunque, sin duda, lo que más me marcó fue el poder caminar al lado de las Recolectoras y sorprenderme ante el espejo de la escultura de Juan Muñoz, pues ambas experiencias me hicieron sentir parte de las obras. De hecho, el hacerme sentir integrada fue lo que logró generar en mí la reflexión que estas piezas con contenido social quieren provocar.

obra Juan Muñoz
Laughing chinese man with mirror (Juan Muñoz) quiere concienciarnos sobre la alienación y la falta de personalidad de la humanidad.
Recolectoras Francisco Leiro
Las Recolectoras (Francisco Leiro), una reflexión sobre la catástrofe del Prestige.

Si durante una visita -sea en tu propia ciudad o durante un viaje- no hay ningún momento en el que se te eriza el vello del brazo, creo que hay algo que falla. Y, si algo falla, cargarás en tu mochila un pesado fardo de datos en vez de llevarte una colección de grandes historias (como las que viví yo).

Si quieres saber más sobre la exposición que visité, y que recomiendo a todo el mundo que vaya a estar por Vigo, puedes consultar:

Información sobre la muestra.

-¿Y qué dicen los medios sobre ella?

ABC.

Atlántico Diario.

Faro de Vigo.

La Voz de Galicia.

El menú de los errores. Perdón, horrores

O cómo no usar un traductor

menú errores

No. No es un fake. Esta imagen la tomé hará unos tres años durante un viaje con un grupo de amigas y en ella aparece el menú infantil que ofrecía un restaurante. Si fuese una niña angloparlante, desde luego no sabría si decantarme por las fried legs o por las jamom crocretas of potatoes and eggs.

Bueno, ahora en serio, aunque he traído una imagen de un caso extremo, creo que es la excusa perfecta para reflexionar sobre la importancia de la corrección a la hora de expresarnos, verbalmente o por escrito, y sea en el idioma que sea; pues también es parte del servicio que un profesional da a un cliente.

Esta reflexión no va exclusivamente referida al sector de la hostelería, sino que, a mi juicio, es válida para cualquier ámbito dentro del turismo: desde los servicios de información y guía, hasta la restauración y el alojamiento, sin olvidarnos del ámbito de la investigación.

La comunicación (en todos sus aspectos) es un ámbito a menudo descuidado y en muy pocos casos planificado, pese a ser vital. No nos olvidemos de ella, por favor, y tampoco de cuidar nuestra expresión y ortografía. Si estamos atentos a la hora de escribir una carta, un letrero o un folleto, también hemos de estarlo cuando utilizamos correos electrónicos, webs, blogs y redes sociales.

Habrá cosas que podremos hacer nosotros mismos pero, para las que necesitemos ayuda, debemos recurrir a profesionales especializados, tanto en comunicación como, por supuesto, en idiomas. La fotografía que ilustra este texto nos confirma que la opción de usar el traductor automático a machete no da buenos resultados.

Hasta aquí mi reflexión de hoy.

Para saber más:

-En caso de dudas, y para mantenerte actualizado en los usos del castellano, la Fundéu (Fundación del Español Urgente) puede ser una buena aliada, bien a través de sus publicaciones o bien realizándole alguna consulta sobre algún tema particular.

Como ejemplos de su trabajo dejo aquí un artículo con vocabulario sobre el nuevo turismo y una recomendación de uso para la palabra turoperador.