Nuevas reflexiones tras el verano

Ni me ha tragado un agujero negro ni se me han terminado las ideas. Como decía en el artículo anterior, he tenido un verano de muchísima actividad y, siendo sincera, nunca encontraba el momento adecuado para actualizar este blog como es debido. Y eso que, como cada año, la temporada sido movidita en el ámbito del turismo: titulares, récords, conflictos, polémicas…

Pero, volviendo a lo mío (porque esto último daría para horas y horas de debate), creo que ha llegado el momento de contar algunas de las cosas que me han tenido atareada durante los últimos meses. Antes de empezar, una pista: la ecuación contiene las constantes de turismo, patrimonio cultural y comunicación, además de alguna que otra variable que concretaré en los próximos párrafos.

Reflexiones en La brújula mareada sobre turismo y el verano de 2017

Ha sido un verano largo, pero enriquecedor e interesante. Trabajos de redacción y documentación relacionados con elementos patrimoniales con usos turísticos, actividades con la Asociación Costa dos Castros (visitas guiadas, festivales, trabajos de difusión y comunicación…) Todas estas tareas me han supuesto una gran dedicación, pero también me han hecho reflexionar sobre las formas de comunicar en el ámbito del turismo cultural.

Si ya estaba convencida del gran papel de la comunicación en el campo del turismo cultural, ahora la defiendo aún más, pues la veo como elemento indispensable para sensibilizar, generar conciencia y comportamientos responsables entre las personas que nos visitan. Este verano, uno de los temas de moda en los medios ha sido la turismofobia y creo que deberíamos pararnos a analizar cada caso en los que ha aparecido el término y reflexionar si siempre se ha aplicado correctamente. En mi opinión, no.

El otoño también empieza cargado de actividad

Pensaba que pasados agosto y septiembre iba a poder bajar un poco la intensidad pero, siendo sincera, todavía no lo he conseguido. Si el verano fue activo, el comienzo del otoño lo está siendo también: algunas visitas fuera de la campaña de verano, revisión de resultados de las últimas actuaciones antes de la preparación de nuevos proyectos, planificación del próximo año, inscripciones y asistencia a algunas citas profesionales

En cuanto a estas últimas, estoy muy agradecida al Centro Español de Nuevas Profesiones (CENP), Facultade de Humanidades e Documentación de la Universidade da Coruña (UDC), Consorcio de Turismo de A Coruña y Torre de Hércules por invitarme a participar en las jornadas “Turismo e Patrimonio. O desafío da sustentabilidade” celebradas en la Escuela Universitaria de Turismo de A Coruña.

Por el título podemos hacernos una idea del interesante enfoque de las jornadas, en las que tuve la oportunidad de compartir mesa redonda con Matilde González, Lito García Abad, Alberto Traversa y Miguel Vila para hablar sobre visibilidad del patrimonio mundial y la nueva comunicación,  moderados por Tamara Seoane.

Fue un marco excepcional para hablar e intercambiar puntos de vista, conocer a otros profesionales vinculados con el turismo y el patrimonio, desvirtualizar a compañeros con quienes tenía muchísimas ganas de coincidir en persona y reencontrarme con gente a la que aprecio mucho (más allá de lo profesional).

Creo que mantener actualizados nuestros conocimientos es algo indispensable hoy en día y este tipo de encuentros resultan de gran utilidad; así que, si todavía no estás repasando la agenda profesional, no lo demores mucho más para poder organizarte y no perderte las citas más importantes para tus intereses.

Trabajando y disfrutando

En estos meses de intenso trabajo tengo que decir que también he disfrutado. Y mucho. Uno de mis mayores placeres ha sido el poder estar en el monte prácticamente a diario. La capacidad que tiene para relajarme y hacerme desconectar es algo que me resulta difícil de describir: simplemente lo siento.

senderismo sobreiras do faro Oia
Ruta de senderismo por el alcornocal de las Sobreiras do Faro (Viladesuso-Oia)

Cuando vuelvo de un paseo por la naturaleza estoy más animada, relajada y con energía; así que me atrevería a decir que esos sonidos, silencios, olores y paisajes que encuentro en mi camino poseen un efecto terapéutico (o al menos así ocurre en mi caso).

Pero recordar lo ocurrido en los últimos días, con toda Galicia en llamas, genera en mí una tormenta de sentimientos: rabia, enfado, tristeza, indignación… En esta oleada de incendios forestales ha vuelto a constatarse que aún no somos conscientes de la gran riqueza que atesoran nuestros montes y de que nuestra cultura, profundamente ligada al medio natural, no es nada sin ellos. Es un asunto muy, muy complejo donde no valen fórmulas mágicas para encontrar soluciones… Pero está claro que urge cambiar muchas cosas.

Para acabar este artículo, confesaré algo… Tras estos meses de intenso trabajo, necesito unas vacaciones ya para recargar las pilas como es debido. Tengo muchas ideas y nuevos proyectos sobre la mesa, así que necesito parar y hacer un gran acopio de energía para planificar, organizarme y poder llevarlas a buen término.

Y tú ¿en qué líos andas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s