Turismo con ciencia y conciencia

Pena Corneira (Ourense)
Disfrutar de la naturaleza está muy bien. Pero hay quien, además, quiere conocer el por qué de sus formas, colores, diversidad… En la foto: Pena Corneira (Ourense).

Divulgación científica para construir experiencias memorables, conscientes y sostenibles

A veces podemos sentirnos personas privilegiadas al disfrutar de una panorámica espectacular, de una noche estrellada o de la gastronomía y costumbres típicas de un destino turístico. Sin embargo, hay quienes no nos conformamos con ser una espectadora más: gente curiosa a la que cada experiencia nos plantea preguntas para las que no  siempre encontramos respuestas…

El turismo científico puede ser un aliado a la hora de cubrir las demandas de este tipo de perfiles, entre los que yo personalmente me incluyo.

¿En qué consiste el turismo científico?

Para saberlo, podemos consultar la propuesta de la iniciativa gallega Observer, un sistema de certificación creado para esta modalidad turística. En la definición de turismo científico que figura en su web  hay algunas cuestiones interesantes, como el objetivo de explicar los valores de un territorio “de la mano del conocimiento científico generado en ellos” y de ofrecer contenidos divulgativos pensados para todo tipo de visitantes, concretamente a “cualquier persona interesada en la práctica de actividades alejadas de las propias del turismo de masas”.

Si recordamos el título de este artículo, hablamos de turismo con ciencia y conciencia. Y es que, desde mi punto de vista, el viajero atraído por este tipo de experiencias es más consciente del lugar en el que está y actúa de forma más responsable en el entorno. Conoce el porqué de lo que está viendo y su importancia y, por tanto, la necesidad de preservarlo.

Y esto nos sirve para destinos culturales, industriales, de naturaleza y de todos los tipos que se nos ocurran. Si existe un conocimiento científico que, comunicado de forma atractiva y accesible, ayude al visitante a entender lo que está viendo y a encontrar esas respuestas que busca en sus viajes; pasaremos de una simple contemplación anecdótica a lograr una vivencia que perdure en su memoria. Es decir, una experiencia turística de calidad.

Enfoque sostenible

Creo que tener en cuenta este nicho científico-divulgativo puede ser interesante para muchos destinos, pues contribuye a crear una oferta turística de calidad, desestacionalizada y con un enfoque sostenible que ayude a preservar sus valores. Además, se crea una oportunidad para lograr el reconocimiento social que, sin duda, se merece la investigación científica local.

Como en otras ocasiones, en La brújula mareada concluyo destacando la importancia de trabajar en turismo con equipos multidisciplinares. El contar con los puntos de vista de diferentes experiencias profesionales y campos del saber refuerza la eficiencia, el rigor y, por tanto, la calidad en los resultados.


Para saber más:

-¿Sabes en qué consiste la comunicación científica? En este vídeo (en inglés) dan muy buenas ideas sobre qué es y qué no es.

Un comentario en “Turismo con ciencia y conciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s