No me gusta viajar

No me gusta viajar. Visita guiada en Oia (Galicia).
Visita guiada en Oia (Galicia).

Está claro, no todos somos iguales y, por tanto, no todo el mundo siente un hormigueo en el estómago y un subidón de adrenalina en la víspera de un viaje.

Algunas personas lo descartan porque relacionan viajes y turismo con masificaciones y colas y otras porque consideran que aprenden más sobre otras culturas y lugares a través de la lectura. Otras, sencillamente, se sienten más cómodas en su casa, donde lo tienen todo controlado y sin imprevistos.

No me gusta viajar. París. Colas en Notre Dame.
Turistas esperando su turno para subir a las torres de la catedral de Notre Dame (París)

Lo dicho: no somos todos iguales. Y tampoco tenemos por qué serlo. Pero detengámonos en algunos detalles: muchas de esas personas a las que no les gusta viajar tienen inquietudes de ocio que satisfacen en lugares más o menos cercanos a su localidad de residencia.

Estos individuos hacen pequeñas salidas a centros de interés turístico o cultural, pagan entradas en festivales y museos, acuden a relajarse a centros de termalismo, disfrutan de la naturaleza, van a restaurantes… Y vuelven a dormir a su casa.

Para la OMT  (Organización Mundial del Turismo), turista es todo aquel que realiza un viaje con pernoctación incluida.  Si no duerme fuera de su residencia habitual, ese visitante es considerado un excursionista.

Así que tenemos viajeros, visitantes, turistas, excursionistas… ¿Y qué pasa entonces?

No me gusta viajar (El Retiro. Madrid)
Personas disfrutando de una tarde de ocio en El Retiro. Madrid.

Pues absolutamente nada.

Todos son importantes para la economía del turismo, pues hacen algún tipo de consumo. Así que tendremos que fijarnos en qué tipo de persona es la que nos visita para adecuarnos (y, a poder ser, anticiparnos) a sus demandas.

¿Somos destino final, de paso o atracción para vecinos de localidades cercanas?, ¿el perfil de visitante es siempre el mismo o cambia según la época del año?, ¿le damos a cada uno lo que está pidiendo?

Estas preguntas (y muchas más) merecen una profunda reflexión, ¿no crees? ¡Espero la tuya!

6 comentarios en “No me gusta viajar

  1. Muchas veces asociamos la palabra turista con una persona que viene de fuera, cuando a menudo el público local desconoce recursos que tiene en sus proximidades o incluso en su propia ciudad. Cambia el prisma, claro, pero en el fondo es lo mismo: Una persona que viene a satisfacer unas necesidades concretas, venga de muy lejos o muy cerca.

    Le gusta a 1 persona

      1. No había visto esta respuesta…¡disculpa!

        Pues sí, una parte muy importante de hacer una visita guiada es ser consciente de quien está al otro lado escuchando y cómo es. Con público local se hace una labor más de concienciación y valoración del patrimonio, mientras que a los visitantes ‘de fuera’, muchas veces se les atiende con un enfoque más turistizado. Pero muchas veces se da la situación de que alguno de esos públicos busca lo contrario, y lo complicado está en saber identificarlo.

        ¡Dicho sea esto, quedas invitada a alguna visita guiada mía! 🙂

        Me gusta

  2. Supongo que nos interesa mucho captar turistas: que duerman y desayunen aquí, generan más ingresos. En Galicia los que vienen en familia de poder adquisitivo medio alto y que vienen también para comer los productos de calidad que aquí tenemos.
    La Xunta está fascinada y con razón por los extranjeros: americanos, japoneses o ingleses gastan mucho más que nosotros y esto es un negocio. Yo creo que el excursionista no genera mucho, en muchos casos satura, contamina y apenas gasta, pensemos en los de Samil o los que van a la playa en O Morrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola María,
      Es muy interesante lo que planteas sobre conseguir prolongar estancias y atraer a públicos que realizan un gasto turístico elevado.
      En cuanto a los excursionistas, creo que existen varios perfiles: no tiene el mismo comportamiento de consumo el excursionista el de sol y playa de un destino masificado que el que acude a un destino de interior atraído por intereses culturales como la enogastronomía, el patrimonio histórico y el pasar un día de relax lejos de aglomeraciones. Las motivaciones para hacer turismo son diferentes en cada caso y, por tanto, sus hábitos de consumo también variarán.
      Muchas gracias por aportar tus enriquecedores puntos de vista.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s