Turismo de lo que no se ve

sombra de hórreo en Oia
Habitualmente busco imágenes para ilustrar las textos, esta vez se invirtió el proceso y fue la imagen la que inspiró mi reflexión.

Normalmente busco fotografías para ilustrar los artículos que escribo en La brújula mareada (primero texto, luego imagen) pero esta vez, revisando las instantáneas que tomé en un reciente paseo cerca de casa, encontré una que atrajo especialmente mi curiosidad y que me inspiró la siguiente reflexión sobre el turismo y lo intangible.

En la imagen no vemos el hórreo, pero sabemos que está ahí, ¿no? Ahora utilizaré esta especie de juego para mi pensamiento de hoy: la necesidad de comunicar lo que “no está” de forma tangible.

Soy una firme defensora de que, desde el ámbito del turismo, debemos trasladar más que una descripción y un conjunto de datos sobre el recurso que tenemos delante. Hay muchas historias que contar y que no tienen que ver directamente con lo estrictamente material: implicaciones sociales, económicas y su evolución en el tiempo…

Existen grandes profesionales que, en sus visitas guiadas, expresan a la perfección todos estos matices, de forma rigurosa y sin aburrir, con un discurso ameno y sencillo. Y ojo, que sencillo no quiere decir fácil, especialmente cuando hablamos de patrimonio inmaterial como son usos, costumbres, rasgos culturales…

Si este esfuerzo lo hacemos en las exposiciones orales, ¿por qué no emplear esta misma fórmula a la hora de plasmar por escrito la información turística? Si queremos invitar a nuestros visitantes a vivir una experiencia necesitamos incluir unos contenidos que vayan más allá de una descripción física del lugar, una ficha técnica y unas coordenadas para su localización.

No digo que esta información no sea útil, que lo es, pero, a mi juicio, está incompleta para que sea efectiva: no olvidemos el componente emocional (también intangible), puesto que la mayoría de las veces éste es el que se encuentra detrás de nuestras decisiones de viaje.

Si te ha gustado este artículo, puede que también te apetezca echar un ojo a este otro:

Turistas felices.

4 comentarios en “Turismo de lo que no se ve

  1. ¡Buenas noches! Me he llevado una grata sorpresa con tu blog. Me he sentido plenamente identificado con esta entrada, como guía turístico es lo que intento en mis visitas, ofrecer algo más que la simple repetición de unos datos. El humor, las emociones, las conexiones que a veces no hacemos de manera racional…

    Un saludo,
    Manu.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola Manu! Muchas gracias por tus palabras y por aportar tu punto de vista 🙂
      Tienes una profesión preciosa y difícil por el tiempo de dedicación que supone elaborar un buen discurso (en el que, como bien dices, hay que combinar datos, humor, emociones, apelaciones al ego de los visitantes… ) y también difícil por lo que tiene de atención al público…
      Por otra parte, descubrí el otro día tu blog y todavía no le he podido dedicar mucho tiempo, pero lo que vi por encima me gustó mucho tanto por lo que cuentas como por cómo lo cuentas. En estos días me pongo al día con tus entradas seguro. ¡Nos vamos leyendo!
      Saludos,
      Patri.

      Me gusta

  2. Mavi

    Vaya dos cracks que se han juntado en los comentarios! Y vaya dos blogs!. Enhorabuena.
    Este tema me interesa mucho. Siempre hablo de eso en mis clases… algunos creo que me miran mal… Igual es que somos unos soñadores.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s