Siempre en movimiento

ola de mar, movimiento
Para ser un buen profesional (en este caso en el ámbito de la comunicación turística) hay que permanecer siempre en movimiento. Como las olas. Como el mar. Como el Atlántico.

Mi experiencia personal sobre por qué tomar el camino del emprendimiento en comunicación turística.

Reciclarnos, reorientarnos, reinventarnos, encarar nuevos retos y pelear cada día por conseguir adaptarnos a una realidad tan cambiante que a veces da vértigo. Conscientes de ello o arrastrados por la fuerza de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, estamos condenados llamados a estar siempre en movimiento. Sabemos que eso “es lo que toca” así que, en vez de resignarnos, ¿por qué no transformar la amenaza en oportunidad e intentar aprovecharla?

En mi caso, tocaba una profunda puesta al día, así que me dediqué a la reflexión, actualización de conocimientos y a la adquisición de otros nuevos en los ámbitos que mayor interés me despiertan. Me gusta la comunicación, protagonista de una gran transformación en los últimos años (¡y lo que le queda!), y me apasiona el potencial que ofrece el turismo, sobre todo las tipologías vinculadas a la cultura y el patrimonio.

Tras esta fase de “ponerme las pilas”, la cual me sirvió para reafirmarme en que mantenerse actualizada es conditio sine quae non para poder sobrevivir, tocaba dar un paso más.

Así que ha llegado el momento de pasar a la acción: seguir rompiéndome mucho la cabeza, pero ahora con un nuevo horizonte: un proyecto profesional con unas señas de identidad propias, que combinen mi forma de concebir el trabajo con mi experiencia profesional y personal y, por supuesto, con los conocimientos adquiridos en la nueva etapa.

Con unos objetivos claros y con la fuerte convicción de que la comunicación turística tiene y tendrá mucho que decir, preparo mi propio proyecto (Patricia Muñoz Raña. Comunicación Turística) con más ilusión que nunca. Pasito a paso y sin prisa pero sin pausa. Siempre en movimiento, como el Atlántico.

¡Seguiremos informando!

Un comentario en “Siempre en movimiento

  1. Pingback: Recuperar la sonrisa – La brújula mareada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s